enero 23, 2015
  •  
  •  

Cae 10% uso de refinerías

Pegan inventarios y falta de mantenimiento. Va crudo procesado de un millón 290 mil barriles diarios a un millón 162 mil | Alejandra López

En los últimos cinco años, el volumen de petróleo que entra a las refinerías en México ha decaído 9.9 por ciento.

De acuerdo con datos de Pemex, en el periodo enero-noviembre (último mes con información disponible) se procesaron en las instalaciones nacionales un millón 162 mil barriles diarios.
En contraste, en el mismo periodo pero de 2009, el procesamiento fue de un millón 290 mil barriles diarios.

En noviembre de 2014 se alcanzó el volumen mínimo de barriles procesados en el sistema nacional de refinación con un millón 79 mil barriles diarios.
Este promedio no se veía desde octubre de 2013, mes en el cual el procesamiento de barriles fue inferior en 9 mil unidades.

Ex funcionarios de Pemex Refinación, que solicitaron el anonimato, señalaron que este descenso en la utilización de las refinerías se debe principalmente a dos factores: acumulación de inventarios y falta de confiabilidad en las máquinas.

En el primer caso, las plantas producen combustóleo, el cual ya no se está vendiendo en el mercado al principal consumidor, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) pues la empresa está utilizando gas natural.

Esto ocasiona que los inventarios del producto se acumulen en las refinerías y no se puedan evacuar, aseguraron las fuentes.

Cuando esto sucede, la refinería con los altos inventarios acumula el combustóleo y detiene sus operaciones cuando ya no tiene cómo guardar más.

A esta opinión se sumó Arturo Carranza, analista de Solana Consultores, quien explicó que se planea importar gasolinas ante la decisión de procesar un menor volumen de crudo pesado.
“Dicha decisión tiene una explicación técnica: las refinerías están configuradas para procesar crudos ligeros. Como actualmente se les inyecta una mezcla de crudos pesados, las plantas tienen que operar, en promedio, a un 80 por ciento de su capacidad”, indicó.

“Esto sucede así porque, en la medida en se les inyecta un mayor volumen de esta mezcla sucia, producen más combustóleo, combustible que es más contaminante y cuya venta resulta complicada”, señaló.

El segundo factor que limita el uso de las refinerías es la confiabilidad de las máquinas, donde se requiere que los mantenimientos sean oportunos y se consigan las piezas de refacción a tiempo, coincidieron nuevamente los especialistas.

“Actualmente el sistema en su conjunto es objeto de un alto índice de paros no programados que afectan el proceso y la producción de petrolíferos. Los paros no programados, además de afectar la producción, elevan los costos financieros para Pemex”, dijo Carranza.

Consultada al respecto, Pemex no hizo comentarios sobre este tema antes del cierre de esta edición.

A la baja

El procesamiento de petróleo es una actividad con bajos niveles de rentabilidad en comparación con otros segmentos de la industria, como la exploración y producción.
PROCESO DE PETRÓLEO CRUDO POR REFINERÍA*
(Miles de barriles diarios)

2009 2014
Tula 286 237
Salina Cruz 275 257
Cadereyta 217 270
Salamanca 192 180
Minatitlán 167 169
Madero 151 110

*Todos los datos se encuentra en el periodo enero-noviembre de cada año.

Fuente: Sistema de Información Energética, Sener.

https://busquedas.gruporeforma.com/negocioscom/Documentos/Documento.aspx?strbusqueda=petroleo&idcatalogo=1&total=19%2c941&catalogos=InfodexTextos%2cInfodexTextosHist&id=1647444-1066